Este método de elaboración de café en frío por goteo lento es ampliamente conocido en Japón (y otros países aledaños).

Hoy en día existe una gran variedad de diseños de esta herramienta, resultado de su evolución gracias a que a lo largo de varios siglos ha sido personalizado y mejorado por Brewers (Artesanxs de bebidas) dedicados a su elaboración. Nuestro Cold Drip Tower está inspirada en la versión más clásica, diseñada con utensilios de laboratorio y herramientas de café en las que nuestro Brewer confía por su trayectoria en la industria, como lo son las de la marca Japonesa HARIO.

BEAT´S Cold Drip Tower, un método de elaboración en frío por goteo.
BEAT´S Cold Drip Tower

La extracción de un litro de café usando este método tarda una media de 9 horas por litro. A lo largo de este periodo de tiempo, una gota de agua fría cae sobre el café recién molido cada 3 a 5 segundos dependiendo de la receta y zigzaguea a través de él atrapando los aceites y azúcares naturalmente presentes en la semilla del café. Tal cuál el mecanismo de un reloj de arena, el agua baja desde el embudo de decantación a la jarra decantadora, pasando por un estrecho túnel formado por café y un filtro de papel fino.

El resultado es una extracción compleja y de cuerpo licoroso que resalta los matices más peculiares de cada café.

Lucio Alva – Head Brewer -, BEAT Brew Bar.

Su historia se remonta al S. XVII

Fué muy popular entre la tripulación de barcos enviados en expedición alrededor del mundo por la Corona Holandesa entorno al año 1600, ya que les ofrecía una bebida concentrada de café para acompañar sus largos viajes en barco que se conservaba por un largo periodo de tiempo.

La llegada de algunos de estos barcos a Japón inició estrechos lazos sociales, mercantiles y un fuerte intercambio cultural y de conocimiento naval a pincipios del S. XVII entre la Corona Holandesa y el Imperio de Japón, y por extensión entre Europa y Asia.

En base a las investigaciones realizadas, se cree que la elaboración y el disfrute de esta bebida se extendió en diferentes areas del imperio Japonés fruto de este intercambio de conocimiento entre exploradores y mercantes Holandeses con artesanos de té Japoneses con sus propias tradiciones.

Los primeros registros del uso del Cold Drip para café en Japón datan del año 1600 en Kyoto, donde ya tenían para entonces tradición de elaboración de tés en frío.

Su popularidad en Japón llegó a alcanzar tal nivel que los comerciantes Holandeses llegarón a poder disfrutar de esta exquisita bebida en establecimientos en Kyoto elaborada cuidadosamente por artesanos. Por ello, recibió el nombre Kyoto- Style Japanese Coffee, un término vigente hasta el día de hoy, usado para referirse a este tipo de elaboración de café.

A %d blogueros les gusta esto: